Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Los amantes del Pont-Neuf

Compartir tema
Responder

  8,44 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

Los amantes del Pont-Neuf 

mensajeJue 18 May, 2006 4:09 pm.

imagen
imagen

http://www.imdb.com/title/tt0101318/


"Jean Dasté es el padre de todos nosotros", escribió una vez con admirable clarividencia Marcos Ordóñez, a propósito de un no menos admirable film de Bertrand Tavernier, Une semaine de vacances, que le homenajeaba. Dasté dirá poco a quienes no conozcan el mejor cine francés, el de los treinta; baste recordar que era el actor emblemático de dos films que han pasado por derecho propio a la historia del cine: Zéro de conduite y L´Atalante de Jean Vigo, amén de aparecer, entre otros, en Boudu sauvé des eaux, en La gran ilusión, en Le crime de Mr Lange. Nada menos. La cita de Ordóñez no era ninguna boutade: quienes, antes o después, descubrimos L´Atalante sabemos que su límpida huella ya no nos abandonará, que quien se sienta convocado por esa poesía del desgarro amoroso, por la sabia exquisitez visual de un hombre que sabía que el cine es ante todo imagen, quedará marcado para siempre por ese film acuático, brillante, perfecto. Y para siempre llevará dentro un trozo de Jean Dasté. Enfant terrible del cine galo desde que en él debutara con Boy meets girl, hace 10 años, Léos Carax también ha dado prueba de su conocimiento de esa parcela capital del cine de su país, del cine del "realismo poético", de Vigo, de Carné, de Duvivier, del mejor Renoir. De su estética, de sus temas, de su arrebatada poesía trágica: el azar a destiempo, la felicidad imposible, la banlieu popular habitada por esos héroes que viven en los márgenes porque, en la mejor tradición de la tragedia clásica, han perdido en favor de los dioses y, mientras la muerte llega, deben conformarse con el provisional refugio de unas mujeres tan solas, patéticas e indefensas como ellos mismos.

De eso, pero llevado al paroxismo, también habla Los amantes del Pont Neuf. Film megalómano y a veces escorado peligrosamente hacia el exceso, la controvertida aventura de Carax -el fim más caro de la historia francesa- es igualmente deudora de los modos de hacer del cine de los treinta, que privilegió el encierro del estudio frente al aire libre, aunque estuviera hablando de realismo. Pero Carax sabe que, como es obvio, su narración ya no puede ser la misma, de ahí que recargue el film con numerosos símbolos que pretenden dar espesor, a veces irreal, acartonada solemnidad a los amores extraviados de un pordiosero y una mujer condenada a la ceguera. El ojo tachado, ausente de Juliette Binoche es aquí mucho más que una referencia casual, como lo es la cojera de Denis Lavant -el Dasté de Carax-, la visita al Louvre y a Rembrandt o un puente, nada menos que el más emblemático de París, roto y barrado como un amor imposible.

Excesos, pues, y muchos: como la secuencia de la borrachera y el cambio de tamaño de los objetos -¿homenaje a Méliés?-, toda la absurda persecución de los carteles de ella, la atrabiliaria violencia del tercero en discordia, el clochard Hans. Pero debajo de ésto, que también está, subyace otra cosa que hace de Los amantes, por fortuna, un film estimulante, gozoso; una suerte de montaña rusa por la cual hay que dejarse deslizar para disfrutar, al mismo tiempo, del vértigo y el horror, y de la belleza desbordada de lo imprevisto. Y ese elemento es el que equipara a Carax con sus maestros: su innata capacidad para ver el cine -y consecuentemente, para hacer ver- como el libre ejercicio de la pasión.

Y es que Carax no duda, se lanza siempre a tumba abierta, en el exceso, en la ebriedad de su cámara enloquecida, sí, pero también en la belleza de la planificación de algunas secuencias de deslumbrante perfección: la presentación de los dos personajes principales, la más imaginativa vista en tiempo; la persecución febril por los pasillos del metro de los sonidos de un violonchelo; el arrebatado baile en el puente mientras, a lo lejos, los fuegos artificiales del Bicentenario estallan en su policromía fugaz. Claro que hay frases redundantes, tics pedantes, ampulosidad en algunas forzadas soluciones de puesta en escena.

Pero todo lo salva Carax, rara avis en el edulcorado y previsible cine de hoy día, siendo como es: imprevisto, torrencial, carente de cálculo. Como la propia vida.

M.T.

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeJue 18 May, 2006 5:35 pm.

Es el único tipo de película romántica que disfruto viendo. Un 8.

 

 

mensajeSab 19 Feb, 2011 5:09 pm.

Nuestra velocidad
Un texto de Gerard Casau

A menudo, y para nuestra desgracia, olvidamos la potencialidad destructiva del cine. Que se lo pregunten a Leos Carax, quien iba camino de convertirse en uno de los directores clave del panorama contemporáneo y actualmente nos vemos casi obligados a hablar de él en pasado. No sería justo referirse a él como una “promesa rota”, pues sus tres primeras películas, Boy Meets Girl (1984), Mala Sangre (Mauvais Sang, 1986) y Los Amantes del Pont-Neuf son más, mucho más, que simples demostraciones intermitentes de un talento en ciernes: nos presentan a un autor apasionado, joven (debutó a los 23 años), maravillado por las posibilidades del fascinante tren eléctrico (que diría Welles) que tiene ante sus ojos, y con una insólita madurez expresiva para dominar el lenguaje y los recursos a su alcance. Pero Carax es (me resisto a usar el pretérito) también un cineasta muy cercano al Will More de Arrebato (Iván Zulueta, 1980), superado por su fascinación, por su adicción a la imagen en movimiento y al amor (bueno, y probablemente también a las drogas intravenosas), hasta acabar desapareciendo detrás de la lente de su cámara, ese sol al que tanto quiso acercase y terminó por quemar sus alas. Por más que luego viniese Pola X (1999), un film irregular y ombliguista, sí, pero con secuencias de una intensidad sobrecogedora, en gran medida fue Los Amantes del Pont-Neuf, la película que aquí comentamos, la que inició la debacle, por su condición de proyecto demente y genial, cuya rutilante vitalidad lo condenaba a estrellarse en taquilla, como si de una hermana espiritual de Corazonada (One From the Heart, Francis Ford Coppola, 1982) se tratase. Fue el último resplandor que precede a la penumbra total, el ascenso a los infiernos de un director que, a pesar de ver perfectamente como se acerca el muro, decide pisar el acelerador para estrellarse todavía con más fuera, para reventar. Porque cuando ya no queda nada más por quemar, eres tú quien debe arder [1].

Puede sorprende que en Enquête sur un Film au-dessus de Tout Soupçon (Olivier Guiton, 1991), documental sobre los avatares del turbulento rodaje de esta película[2], se nos diga que en un principio el film debía ser una pieza de cámara, una obra modesta (se habla de un retorno al blanco y negro de Boy Meets Girl). Pero uno no puede evitar pensar que, en cierto modo, a pesar de su desmedido presupuesto y de su espectacularidad, lo sigue siendo. A fin de cuentas, en el fondo se reduce al alienado (por marginal y por marciano) romance entre dos vagabundos, Alex (Denis Lavant, actor fetiche de las primeras películas de Carax), cojo y tragafuegos, y Michèle (Juliette Binoche, pareja sentimental de Carax hasta que finalizaron esta película), tuerta y pintora. Su encuentro, su feroz necesidad de estar el uno junto al otro, de escapar, de atrincherarse, estalla como sólo puede hacerlo la historia de amor entre dos jóvenes, y es entonces cuando la pantalla se llena de fuego, de luz, de música, mientras los enamorados pegan tiros y danzan, juntando y separando sus cuerpos, al son de una imposible mezcla entre Iggy Pop y Strauss, entre Public Enemy y Arvo Pärt, en la que, personalmente, considero una de las secuencias más hermosas que ha dado el cine moderno, cuya concepción del baile y la música como forma de liberar el cuerpo y visualizar la pasión prolonga la escena de Mala Sangre en que Lavant se echa a la calle corriendo poseído por el Modern Love de David Bowie. El Duque Blanco, artista de referencia para Carax, aparecía ya en Boy Meets Girl: El protagonista escucha la primeriza When I Live My Dream mientras cruza (¿premonitoriamente?) el Pont-Neuf y observa a unos amantes que se reconcilian. Una canción de Bowie servirá para ilustrar también aquí la mirada de Michèle, cuando, a través de un cristal, ve la multitud de pies de otras parejas, más civilizadas e integradas, que bailan con Time Will Crawl, la joya que salvaba de la mediocridad el denostado Never Let Me Down (1987) [3]. Una mirada que manifiesta la distancia ante una normalidad que los personajes jamás podrán hacer suya y que, quizás, ansían, porque así podrían dejar de sufrir.

Queda claro que el amor es el eje alrededor del cual gira el cine del director. Es lo más grande que puede ocurrirles a sus personajes. Es lo que persiguen y a la vez es aquello de lo que huyen. Saben que conllevará dolor, que les hará derramar sangre, pero también es lo único que les permitirá dormir por la noche. Es un camino de angustia, dudas y traiciones que debe recorrerse hasta el final, para bien o para mal, de la misma forma en que lo han recorrido Vigo, Truffaut, Godard o Garrel, cineastas cuya sombra aparece siempre en las películas de Carax. No es casualidad que éste apareciera como actor en King Lear (Jean-Luc Godard, 1987). Es la búsqueda de aquel amor que, como se decía en Mala Sangre “va de prisa, muy de prisa, pero permanece siempre”. Es el amor que buscamos cuando somos adolescentes, aquel que debe consumirnos, que nos elevará, nos salvará y nos hará pedazos. Una vez lo encontré. Durante aquellos meses, la vida fue algo cruento y fugaz, como en una canción de Fernando Alfaro.

Mi relación fracasó, al igual que Carax también fracasó con Binoche y con Los Amantes del Pont-Neuf, porque esto no es una película, y los finales felices no nos están permitidos, pero a pesar de ello no nos queda otro remedio que seguir buscando. Por eso me reconforta tanto que Alex y Michèle, los novios del puente más antiguo de París, terminen juntos, yendo “hasta el final”. El trayecto, como cualquier otra relación, será tormentoso, seguro, y volverán a encontrarse de nuevo al borde del abismo. Pero para eso está el cine, para que, aunque los que lo hacemos, lo miramos y/o lo pensamos acabemos derrotados, al menos sus/nuestras criaturas puedan encontrar un lugar donde correr y esconderse.


Fuente: Contrapicado

_______________________
"Huesos rotos, botellas rotas, todo esta roto"
 

 

mensajeJue 24 Feb, 2011 3:07 am.

Odiseo

3
Sexo:Sexo:Hombre

Dos parrafadas enormes que nada tienen que ver con el cine.

_______________________
Dice que soy el gran poeta de la epopeya del oeste y no sé qué quiere decir.Es una gilipollez (Ford)
 

 

mensajeJue 24 Feb, 2011 6:06 pm.

Abdelkrim

5
Sexo:Sexo:Hombre

risa Sí, es posible. A pesar de eso, a mí también me parece una de las más grandes películas francesas de los últimos tiempos.

_______________________
Hay muertos que nunca mueren y vivos que no conocen la vida
 

 

mensajeJue 16 Ago, 2012 12:26 am.

Lección de cine, con solo 30 años que tenia Carax (me parece mas madura de lo normal para alguien joven). Muchas ganas de ver H Motors.

_______________________
"Siempre he podido trabajar con cualquiera que no deseara éxito.” (John Cassavetes)
 

 

mensajeMie 17 Jul, 2013 8:30 pm.

Todavía estoy en estado de shock; no me puedo creer que existiera y sin saberlo hasta ahora... menuda experiencia.
Al actor fetiche de Leos Carax en sus dos primeras le cogí manía, luego me sorprendió en Holy motors, pero esque ahora no tengo palabras. No te puedes morir sin ver esta obra maestra. Estaba deseando ver HM y me gustó, Los amantes del Pont-neuf es un peliculón descomunal, mucho tiempo hacía que no me hacía sentir tanto una película. La pongo en mi top 3. 10

 

 

mensajeVie 06 Jun, 2014 1:15 pm.

kiro

5
Sexo:Sexo:Hombre

Estos franceses y su amor por los personajes complicados y atípicos. Siendo una historia ‘’romántica’’, incluyéndolo en el título de la obra, se presupone como el mayor error de la cinta la inverosímil relación de los dos vagabundos, cuya relación más que cariño se basa en la necesidad, por un lado de amor, por otro de oportunidad. Esto junto con la penosa elección de la música (canciones cantadas) en diversos momentos, que restan incluso valor a lo que vemos, como ese baile que rebosa por los cuatro costados el ideal de libertad unido al de felicidad, son lo peor de la obra. Es curioso que empiece con una secuencia inicial elegante acompañada de un tema a cello precioso que tendrá importancia dentro de la historia, chocando después con temas pop en escenas de transición que nos enseñan como prospera la amistad. Cosas de la época supongo.
Lo mejor, todo lo demás. Leos Carax nos deja escenas para el recuerdo, casi imposible enumerarlas todas, y una historia llena de matices para analizar, donde su historia de pseudo-amor no tira abajo todo el significado de la obra. 7.

 

 

mensajeVie 11 Oct, 2019 10:01 pm.

Nike Outlet Online
Pandora Outlet
Kate Spade Outlet Online
Jimmy Choo Shoes
Pandora Bracelet
Christian Louboutin Shoes
Louboutin Shoes
Nike Air Max 270
Fitflop Sandals
Nike Outlet Store
Air Jordan 14
Kate Spade Outlet
Kate Spade Handbags
Lebrons shoes
Ralph Lauren
Ferragamo
Pandora Jewelry Outlet
Nike Air Force 1
Adidas NMD
Ralph Lauren Outlet Store
Skechers
Nike Vapor Max
Pandora Charms
Adidas Shoes
Vapormax
Adidas Yeezy Boost 350 V2
Air Max Plus
Nike Outlet Store
Moncler Jackets
Pandora Jewelry
Vans Shoes
Air Jordan 11
Ferragamo Outlet
Kyrie Irving Shoes
Christian Louboutin Shoes
Nike Lebron 15
Nike Outlet
Jordans 11
Red Bottom Shoes
Pandora Charm
Air Jordan
Yeezy Shoes
Christian Louboutin UK
Pandora Jewelry
MBT Shoes
Pandora Jewelry Official Site
Pandora Jewelry Official Site
Pandora Charms
Yeezy boost 350 v2
Pandora Charms
Michael Kors Canada Outlet
Moncler
Yeezy
Pandora Disney
Pandora Bracelet
Moncler Jackets
Pandora
Pandora Jewelry
Air Jordan Retro 11
Moncler Sale
Skechers Shoes
Ferragamo Belt
Polo Ralph Lauren Outlet
Nike Shoes
Nike Roshe
Michael Kors Canada
Retro Jordan
Pandora Jewelry
Louboutin shoes
Yeezys
Kyrie 4 Shoes
Birkenstock outlet
Adidas Yeezy
Nike Epic React Flyknit
Nike Roshe Run
Balenciaga Triple S
Timberland Boots
Ralph Lauren Outlet
Bottega Veneta
Nike Vapor Max
Yeezy
Pandora Charms Outlet
Nike Outlet
Longchamp Bags
Pandora Jewelry
Fitflop Website
Pandora Outlet
Pandora
Moncler Outlet
Pandora Charms
Jordan 8
Nike Outlet
Jordan 11 Low
Kate Spade Bags
Pandora Bracelets
Birkenstock Shoes
Longchamp Handbags
Louboutin Shoes
Jordan 4 Retro
Yeezy Boost
Fitflop
Pandora Charms
Birkenstock
Nike Shoes For Women
Huaraches Nike
Pandora Jewelry
Pandora Charms
Adidas NMD
Pandora
Moncler UK
Kate Spade
Kyrie Irving Shoes
Timberland Outlet
Valentino Outlet
New Jordans
Curry 5 Shoes
Pandora Jewelry
Goyard Handbags
Adidas Shoes
Pandora Bracelet
Yeezy Sneakers
Ralph Lauren Outlet Online
Win Like 96
Yeezy
Ralph Lauren Polo
Air Max 270
Nike Air Vapormax
Christian Louboutin
Jordan Retro 10
Pandora Jewelry Store
Burberry Outlet
Pandora
Pandora Rings Official Site
Nike Air Max
Nike Clearance Store
Air Jordan
Jordan 9
Adidas Superstar
Curry Shoes
Red Bottom Shoes
Pandora Charms
James Harden Shoes
Nike Shox For Men
Adidas Yeezy Boost 350
Adidas Yeezy
Air Max 98
Jordan 11 Space Jam
Air Jordan
Pandora Jewelry
Pandora Jewelry
Nike Sneakers
Jordans Sneakers
Pandora
Kanken Backpack
Retro Jordan 11
Moncler Official Site
Pandora Official Site
Pandora Jewelry Outlet
Christian Louboutin
ECCO
Puma Shoes
Air Max
Nike Presto
Kevin Durant Shoes
Jordan Retro
Louboutin Shoes
Kyrie 4
ECCO Shoes
Red Jordan 11
Balenciaga Shoes
Louboutin Shoes
Nike Cortez Classic
Pandora Jewelry
Soccer Shoes
Nike Roshes
Pandora Charms Sale Clearance
Nike Air Max 95
Adidas Outlet Online
Birkenstock Shoes
North Face Outlet
Air Force 1
Christian Louboutin Heels
Birkin Bag
Valentino Shoes
Pandora Jewelry Official Site
Pandora Rings
Goyard Bags
Nike Air Max 270
Air Max 270
Jordan 12
Balenciaga
Nike Vapormax
Kyrie Basketball Shoes
Nike Air Max 90
Birkenstock Outlet
Fitflop Shoes
Nike Air Max
Timberlad Boots For Men
Fitflop Shoes
Ultra Boost
Moncler Jackets
Adidas NMD
Balenciaga Sneakers
Louboutin Shoes
Nike Shoes For Women
Rihanna Puma
Birkenstock Sandals
Red Bottom Shoes
Nike Outlet
Pandora Bracelet
Adidas Outlet
Pandora Canada
Moncler Outlet
Pandora Bracelet
Pandora Jewelry
Birkenstock Sandals For Women
Nike Shoes
Nike Basketball Shoes
Isabel Marant Shoes
Kate Spade
Nike Outlet Store Online
Air Max
Pandora Jewelry
Goyard
Kate Spade Handbags
Nike Air Max 2018
Air Jordan Shoes
Harden shoes
Jordan Retro 11
Adidas NMD R1
Jordan Shoes
Birkenstock Outlet
Ed Hardy
Adidas NMD R1
Pandora Rings Official Site
Fitflops Clearance Outlet
Pandora Jewelry
Jordan Shoes For Women
Adidas Yeezy
Kate Spade
Nike Air Uptempo
North Face Jackets
NMD
Pandora Canada Jewelry
Fjallraven Kanken
Longchamp
Air Force Ones Shoes
Nike Air Max 2018
Pandora
Pandora Charms Sale Clearance
Nike Clearance Store
Ralph Lauren Outlet
Red Bottom Shoes
Moncler Outlet
Vans
Stan Smith
Nike Air Force 1
Adidas NMD
Pandora
Lebron Shoes
Birkenstock Outlet Store
Harden shoes
Nike Shoes For Men
New Jordans
Nike Factory Outlet

_______________________
Frank Company
Responder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

Para mí robar es algo parecido al sexo: dos personas desean lo mismo, están en una habitación, lo hablan entre ellas, empiezan a hacer planes. Es parecido al flirteo, como una excitación preliminar, porque cuanto más lo hablan más calientes se ponen... La diferencia es que soy capaz de follarme a un desconocido. Pero, para robar, debo conocer a esa persona como a mí misma.

(Lazos ardientes)

Ver otras frases de cine